julio 01, 2008

a 7 dias de una nueva vida

Han pasado casi 39 semanas desde que en mi vientre llevo el fruto de algo que ya ni nombre tenia. He llegado a pensar, y creo que asi fue, que solo fueron tus ganas contenidas de satisfacer tus deseos con alguien a quien no tenias que darle explicaciones, a alguien a quien tenias cerca, a quien podias hacer creer por unos minutos que algo quedaba. Por mi parte un sueño romantico de que en algun momento todo volveria a ser como antes.

Y si, todo se fue a la mierda y llore como nunca pense que lloraria por un hombre, y me di cuenta que se venia un cambio enorme para mi, y asi fue. Nauseas en las mañanas, antojos, ganas de comer todo lo que veia, miedo de decirle a mi familia que ya no era la perfecta que habia "metido las patas", descepcion por no concretar los sueños que tenia para mi perfecta vida, esa en la que aun no tenian cabida mas niños que mis sobrinos.

Con el tiempo pedi olvidarte y todo iba bien, no sabia nada de ti y no hablabamos y me buscaste, no se que mierda querias y terminamos en lo mismo, y era feliz pensando que quizas estabas cambiando de parecer y nos reiamos y lo pasabamos bien y por mientras nuestra hija crecia en mi panza. Pero solo fui compañia, una vez mas y ahi me di cuenta que siempre es lo mismo fuera antes o despues. Solo compañia circunstancial, quizas una de varias, dependiendo de tu natural estado de animo o de tu natural calentura.

En realidad si, creo que ya no te amo, es mas siento que en algun momento voy a poder mirarte a los ojos de la misma forma que miro a cualquier persona. La preocupacion que siento por ti es quizas la esperada, fuiste mi corazon por 2 años, fuiste quien me enseño a poner los pies sobre la tierra, quien me hizo madurar, quien engendro en mi a esa pequeña que viene a renovar mi vida, a hacerme crecer, a convertirme en responsable de alguien que solo depende de mi.

Hoy miro mi panza moverse y se que la felicidad que hoy me embarga es la de una mujer a punto de cambiar de vida, no sabes cuanto hubiese querido que estuvieras aca acompañandome, pensando en lo hermoso que sera cuando ella llegue. Pero ya no sera asi, esta parte de la historia te la contare algun dia cuando pueda expresar con palabras la dicha de ser madre.

Espero para los dos que algun dia podamos ser amigos, que cada uno pueda conocer a alguien que nos haga feliz, que nos ayude a encontrar lo que no encontramos el uno en el otro.

Sabes que siempre te tendre ese cariño especial que me hace preguntarte todos los dias como estas.

Adios

1 comentario:

Fran dijo...

AMigaza!!
asi no mas, pero encuentro regioo esto que escriba sus emociones en su blog =)
No falta nada para que lo mejor empice y todo lo malo se vaya
un beso grande, las qero mucho

Pancha y cata